viernes, 23 de diciembre de 2011

BONO DE “TÉRMINO DE CONFLICTO”: UN BODRIO EUFEMISTICO



Históricamente, cuando las organizaciones sindicales y gremiales, incluido el Colegio de Profesores, obtenían un bono de término de conflicto  era porque las propias bases, es decir, los trabajadores asociados comprometidos, luchaban y luchábamos por reivindicaciones salariales justas y dignas. Viene a la memoria el último triunfo de los trabajadores del sector público en el 2008, al obtener el reajuste del 10% de las remuneraciones y beneficios adicionales derrotando al gobierno bacheletista. Por tanto, la impetración de estos recursos constituyó el resultado de un proceso organizado, unitario y movilizador en el cuál se articulaban dirigentes legitimados con sus respectivas bases.

Sin embargo, en la última negociación de 2011, de los 14 gremios que inicialmente exigieron un 9.8% de reajuste salarial, estabilidad laboral, aguinaldos, etc., se dividieron en dos sectores: un grupo mayoritario de 11 gremios que aceptó el 5% de reajuste y los montos de variados beneficios establecidos en la ley Nº 20.557 (15/12/2011) y otro sector minoritario conformado por tres gremios, ANEF, FENPRUSS y “nuestro inefable Colegio de Profesores” – aunque sus dirigentes proclamaron que por cantidad de afiliados representaban la mayoría de las bases (sic). Por tanto, la discrepancia fundamental entre los gremios radicó en una lógica muy simplista: reajuste significativo v/s estabilidad laboral.

En este ambiente de divisionismo, la Derecha, una vez más dividió a las dirigencias, aprovechando que las cúpulas gremiales no tienen la fuerza que admirablemente sí han demostrado los estudiantes chilenos. En este escenario, ambos sectores discrepantes fueron derrotados política y “moralmente”, por el Gobierno y el Congreso Nacional (recuérdese la votación estrecha de un voto de diferencia: hoy el diputado DC Sr. H. Sabag; ayer había sido el diputado socialista Sr. O. Andrade).

Por lo tanto, en este contexto de descrédito de la clase política y de las cúpulas sindicales y gremiales, su falta de liderazgo, la incapacidad para convocar a sus afiliados, su carencia de imaginación táctica en las luchas sociales y un largo etcétera, me permito plantear mi descontento y accionar simbólico/realista como trabajador de base:

·         Mi rechazo al entreguismo de los 11 gremios y la lucha derrotista de los tres gremios que cada vez más pierden legitimidad ante la ciudadanía y sus representados.

·         Mi negativa a participar de sus convocatorias virtuales y mediáticas, incluyendo a aquellas movilizaciones que se asiste sólo por “orden de partido” y para salir en la TV del sistema y en la Web magisterial.

 En consecuencia, al rechazar esta política de gobierno y las inadecuadas prácticas de nuestras dirigencias gremiales, he considerado que mis manos deben permanecer limpias. Ningún bono de esta naturaleza es digno de recibirse porque implícitamente contiene “el cohecho típico de la Derecha cavernaria sumado a la cultura ganapán que caracteriza el ethos de la sempiterna dirigencia nacional y su entorno subordinado”. De esta manera, hago devolución del cheque nominativo Nº 1385659 930, Banco Santander emitido por la Municipalidad de Huechuraba ascendiente al monto de $137.285, correspondiente a la sumatoria del aguinaldo $22.285 y el Bono especial no imponible (léase “Bono término de conflicto”) equivalente a $115.000. Por cierto… “mi otro empleador” mantendrá su atribución de no otorgarme bono alguno en virtud de lo establecido en el artículo 12 de la ley Nº 20.557, so pena del potencial beneficiario de restituir quintuplicada la cantidad recibida en exceso.

 Finalmente, es de esperar que este cheque sea reingresado a las arcas fiscales desde donde no debió salir, porque, a mi juicio, posee un carácter espurio en su origen y forma, y no corresponde avalarlo ni menos conceptualizarlo eufemísticamente como “Bono término de conflicto” ….¿Hemos ganado algún conflicto?




MARIO RIOS GUERRERO
PROFESOR DE ESTADO EN HISTORIA Y GEOGRAFIA




Huechuraba, 22 de diciembre de 2011

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada